Lunes, 30 de marzo de 2009

Pongo esta imagen, porque la que debería poner, algunos no la quieren, ni se atreven a mirar: “no hay peor ciego, que el que no quiere ver”.


Ciertamente parece que algunos se enfadan cuando los que opinan o se manifiestan no son de su agrado, esa es la definición clara, de lo que ellos entienden por libertad... Supongo que no habrá que defenderse, por acogerse a las leyes vigentes o al derecho de expresión.

Se manifiestan a favor de le vida unos cuantos miles y otros menos les atacan... eso es lo único que han sacado las noticias.

Tengo que confesarlo... estoy cansado.

Preguntando a los niños esta mañana: ¿quién tiene derecho a matar?, todos pensaban, menos mal, que a nadie le corresponde ese derecho... ni al rey, ni al papa, ni a cualquier gobernante, ni poderoso, ni terroristas, ni guerras... aun menos, a una madre o a un padre, aunque sea el papá Estado... Este es el estado de la cuestión.

Si, los animales tienen quien les defienda... la protectora, los ecologistas... y perdonen que barra para casa... la Iglesia, los cristianos, los curas, etc.

¿Pero a los niños? Este es el problema... ¿quien defiende el nacimiento de los niños?.

Es una pena que el Estado no lo haga. Pero si el Estado, sea del color que sea, no los defiende, alguien en su pleno derecho debe de hacerlo.

Ya no estoy cansado.

Algunos, parece que olvidaron cuando empieza la vida del ser humano, cuando uno empieza a ser bebe... no olvidaron cuando se empieza a ser perro o gato o lince, y que nadie se me enfade. Tampoco olvidaron cuando se es alcornoque, o semillita de girasol. Espero no estar trivializando...

Como hay que hacer entender, que un problema nunca se soluciona con otro...

¿Quien ha defendido, con su economía, su esfuerzo, sus leyes, sus subvenciones, su apoyo y compañía, sea en la situación que sea, cuando aun... por descuido, atentado, u otras... ha recibido, por la concepción el precioso nombre de ser madre o padre?.

Aun recuerdo cuando me contaban aquello, de que mi hermana, no tenía este dichoso nombre “hermana” hasta que no naci yo. Como yo al nacer ya era hermano, y tenía una hermana... Como se alegraron mis padres al recibirnos a los dos y como lloraron, al pensar que entre nosotros habían perdido a otro, que seguimos llamando hermano, aunque no le llegáramos a conocer...

¿Tendré que pensar que esto que estoy contando, no es políticamente correcto? 
      ¡No me j...! (joroben) con perdón.

No quisiera decir esto, pero por si alguien quiere creerme, le diré, que no he conocido aun a nadie, que no se haya arrepentido de haber asesinado al ser humano que llevaba en sus entrañas, fuera de los meses que fuera... y por desgracia he conocido bastantes...

La Iglesia, no solamente está y existe, para rezar, como parece que quieren algunos... Por desgracia también, entre ellos los hay que se llaman a si mismo cristianos...

Espero que no se canse... y aunque le lluevan tortas, continúe, con una mejilla o la otra, diciendo la verdad, que es la única que salva.

Si..., la verdad nos hace libres, y a los que piensan que la libertad nos hace verdaderos, les diré, que para ser libres, hay que nacer primero...

Defendiendo la vida, defendemos la Bondad, La Verdad y La Belleza...


Tags: actualidad, aborto

Publicado por Luis.cu @ 1:21
Comentarios (0)  | Enviar